domingo, 26 de marzo de 2017

RESUMEN TEXTO DESCARTES



RESUMEN TEXTO PAU

En lo que se refiere a las costumbres, es a veces necesario seguir opiniones que tenemos por inciertas. En la investigación de la verdad, se debe rechazar todo lo que contenga la menor duda.
Puesto que nuestros sentidos nos engañan algunas veces, rechace lo que muestran. 
Puesto que podía equivocarme al razonar, rechacé como falsos todos los
razonamientos.
Y, en fin, como lo que soñamos apenas se diferencia de la vigilia, decidí fingir que todo podía ser un sueño. 
Podía pensar que todo es falso, pero era necesario que yo, que lo pensaba, fuera alguna cosa. 
CONCLUSIÓN pienso, luego soy (existo).

Podía imaginar que no tenía cuerpo y que no había mundo.
No podía imaginar que no existía.
Al dudar de otras cosas se seguía que yo era; pero si no pensaba, no tenía ninguna razón para creer que yo existía.
CONCLUSIÓN soy una sustancia cuya esencia es pensar, y que no  depende de nada material para existir.

Lo que garantiza la verdad de "pienso, luego soy" es que lo capto claramente CONCLUSIÓN las cosas que concebimos muy clara y distintamente
son todas verdaderas.

Yo dudaba, por lo tanto mi ser no era enteramente perfecto. 
La idea de perfección no procedía de los pensamientos de cosas exteriores,
porque estos pensamientos no son superiores a mí,
La idea de un ser perfecto no podía proceder de la nada.
Lo más perfecto no es consecuencia de lo menos perfecto. 
CONCLUSIÓN la idea de perfección procede de un ser más perfecto, Dios.

Las demostraciones geométricas son ciertas aunque no podamos saber si existen esas figuras. 
Es evidente que en un ser perfecto su existencia está incluida en él.
CONCLUSIÓN es cierto que Dios existe.

lunes, 20 de febrero de 2017

EXAMEN MARZO PSICOLOGIA NOCTURNO 2017



ENLACES

MEMORIA

MOTIVACION Y APRENDIZAJE

INTELIGENCIA MULTIPLE Y EMOCIONAL


PREGUNTAS

1. La memoria sensorial

2. La memoria a corto plazo

3. La memoria a largo plazo

4-Amnesia, hipermnesia y paramnesia. Tipos

5-Teoría homeostática de la motivación

6-Pirámide motivacional de MASLOW

7-Teoría de los tres factores de McClelland

8-El condicionamiento clásico

9-El condicionamiento operante o instrumental

10-Las teorías cognitivas.del aprendizaje: PIAGET, VIGOTSKY, AUSUBEL

11-La teoría del APRENDIZAJE de la Gestalt.Wolfgang Köhler

12-Los tipos de inteligencia según Gardner.

13-Importancia de la inteligencia emocional.

























domingo, 12 de febrero de 2017

SANTO TOMAS NOCIONES


http://es.gaudiumpress.org/content/24846-La-prueba-de-la-existencia-de-Dios-por-las-cinco-vias-de-Santo-Tomas-de-Aquino

http://es.gaudiumpress.org/content/24867-La-prueba-de-la-existencia-de-Dios-por-las-cinco-vias-de-Santo-Tomas-de-Aquino---II-Parte


- Movimiento y primer motor.

El movimiento para Aristóteles y santo Tomás significa cualquier modificación de los seres, no sólo un cambio de posición o lugar.
Todos los seres están en potencia, poseen una posibilidad de cambiar. Un cuerpo frío en acto puede llegar a ser caliente, o sea, es caliente en potencia. Movimiento es, por tanto, cualquier paso de potencia a acto.
Por ejemplo, una semilla en acto es una semilla, pero es un árbol en potencia.

Distingue diversos tipos de cambio o movimiento:

-Cambio sustancial: cuando desaparece una sustancia y da lugar a otra (generación o corrupción).
-Cambio accidental: cuando una sustancia se modifica pero permanece siendo la misma; puede ser:
según la cualidad: cuando una hoja cambia de color en otoño;
según la cantidad: el niño que crece;
y el lugar: como cuando nos trasladamos de un lugar a otro.

Santo Tomás toma esta evidencia como punto de partida de la primera vía racional para probar la existencia de Dios: "en este mundo algunas cosas se mueven". Lo que mueve es necesariamente movido por otro, y éste por otro también. Ahora, no se puede continuar hasta el infinito. Luego, es necesario llegar a un primer motor, no movido por ningún otro, y éste, es Dios" 


El Primer Motor, Dios, es acto puro. Debe ser acto para poder mover; debe ser puro, sin mezcla de potencialidad, pues mueve siendo inmóvil e inmutable. Solo comunica la perfección quien produce la existencia de ésta, y solo puede "hacer existir" quien es la existencia.




- Causa eficiente primera y ser necesario.
Al observar la creación, notamos en las cosas sensibles una relación de causas y efectos. Todo efecto tiene una causa, según el principio de causalidad. La cadena de causas de los seres nos lleva a una causa eficiente primera.

Esta causa es Infinitamente perfecta, porque siendo la existencia misma subsistente, es todas las perfecciones; Inmaterial, porque la materia es potencia. La causa primera no sufre cambios por ser ella acto puro. No subordinada e incausada, pues no puede ser causada por otra, caso contrario no sería la primera, ni podría ser absolutamente independiente en el actuar y en el causar. A esta causa eficiente primera la llamamos: Dios.

El ser necesario es el ser que no puede no existir, porque tiene en sí la razón absoluta de su existencia. Conteniendo en su propia esencia su existencia, sería absurdo no existir. La idea de contingencia es opuesta a la de necesidad. Los seres que poseen la posibilidad de ser o no ser necesitan de otro ser distinto a ellos, que les comunique el ser. 

Admitir un ser contingente existente incausado, es admitir un ser que tiene y no tiene en sí la razón suficiente de su existencia: lo que es contradictorio. Luego, la existencia de lo contingente implica forzosamente la existencia de su causa. 

Sin un ser que exista por sí mismo, nada existe, pues alguna cosa no puede venir a ser de la nada. Por consiguiente, no puede una serie ser contingente sin que haya fuera de ella un ser primero no causado:Dios.


- Ser perfectísimo e inteligencia ordenadora.

Santo Tomás de Aquino observa que "se encuentra en las cosas algo más o menos bueno, más o menos verdadero, más o menos noble, etc. De la existencia de estas perfecciones limitadas y graduadas se deduce la existencia de un ser perfectísimo. Ser sublime en el cual residen todas las perfecciones en su grado sumo.  

Santo Tomás ofrece una visión jerárquica de la realidad creada. La jerarquización de los seres vendrá dada por su mayor o menor simplicidad, es decir, por su mayor o menor cercanía al puro ser de Dios. La creación supone una separación infinita entre Dios y las criaturas. Sólo Dios, como acto puro, es el puro existir.  


Si consideramos el orden existente en el universo, desde lo más pequeño hasta los gigantescos astros del firmamento; fácilmente llegamos a la conclusión de que hubo una Inteligencia que creó y ordenó todo, lo contrario sería absurdo, sería decir que todo es fruto del azar.

Solo la inteligencia puede ser causa del orden, de la organización de los seres en vista de un fin. Los seres que carecen de conocimiento no pueden orientarse a sus respectivos fines sin que haya una inteligencia que los dirija. Solo la inteligencia conoce la razón de ser de las cosas. Una flecha no puede alcanzar el blanco sin el arquero que la dispare.

 La inteligencia ordenadora tiene que ser la suma inteligencia, dado que el orden del universo supone un ser que posea la ciencia de todos los seres y sus propiedades. Siendo la causa de todo orden, el Autor de estas esencias debe ser también Creador. Esta inteligencia no puede haber sido creada, porque sería como cualquier otro ser existente y no ordenaría, sino sería ordenada por otra inteligencia.

 

- Existencia de Dios y existencia del mal.

La existencia de Dios es evidente en sí misma, pero no es evidente para nosotros (somos finitos y limitados). Ni las diversas culturas tienen la misma idea de Dios (monoteísmo, politeísmo...) ni los miembros de la misma cultura poseen la misma idea de Dios- Es necesario demostrarla mediante cosas que sean evidentes para nosotros.

No podemos partir de la idea de Dios, ya que eso es precisamente lo que se trata de conocer. Tampoco podemos recurrir a la demostración "a priori", partiendo de la causa llegamos al conocimiento del efecto: pero Dios no tiene causa. Sólo podemos partir de los seres que conocemos, tomados como efectos, y remontarnos, a través de ellos, a su causa, es decir, argumentando "a posteriori".

Dios creó un mundo perfecto en su totalidad, por tanto el mal en el mundo no proviene de Él. El mal para Tomás de Aquino, igual que para san Agustín, es una privación, o ausencia de bien. El mal no existe como algo objetivo. Las cosas no son malas en sí mismas. Todas las realidades son en sí mismas, buenas. Si producen resultados malos, es solo por su relación con otras cosas o personas.

Además la existencia del mal hace posible la existencia de bienes mucho mayores. si no hubiera ningún acto malo, no tendría sentido la paciencia y la justicia. El mal forma parte del plan del universo de Dios y es conocido en parte por nosotros.




miércoles, 8 de febrero de 2017

PLATON CONTEXTUALIZACION 2017



Platón elige el diálogo como forma de expresión de su pensamiento; Sócrates es el protagonista de casi todos Su obra se puede dividir en varios períodos:

1. Diálogos de juventud (de los 28 a los 38 años) (399-389)
En los diálogos de juventud  Platón se mantiene fiel a lo enseñado por Sócrates. Tratan cuestiones éticas
- Apología de Sócrates
- Critón
- Laques (El valor)
- Lisis (La amistad)
- Cármides (La templanza)
- Eutifrón (La Piedad)
- Ión (La poesía como don divino)
- Protágoras (la enseñanza)

2. Diálogos de transición  (389-385)
En éste período Platón introduce elemento propios, algunos de los cuales apuntan hacia la teoría de las Ideas. Tiene lugar en ésta época el primer viaje a Siracusa (Sicilia) a la corte de Dionisio primero y la amistad con Dión. El objeto del viaje fracasa, siendo vendido por Dionisio como esclavo.

- Gorgias (Sobre retórica y política)
- Crátilo (Sobre la significación de las palabras)
- Hipias mayor y Menor (Sobre la belleza el primero, y sobre la verdad del segundo)
- Eutidemo (Sobre la erística sofista)
- Menón (¿Es enseñable la virtud?)
- Meneceno (parodia sobre las oraciones fúnebres)
3. Diálogos de madurez (386-370)
En estas obras encontramos el pensamiento de Platón. Su actividad se centra fundamentalmente en la Academia en Atenas.

- Fedón (Sobre la inmortalidad del alma, el último día de Sócrates en prisión)
- Banquete (Sobre el amor)
- República (Sobre política y otros temas.)
- Fedro (Sobre el amor, la belleza y el destino del alma)

4. Diálogos críticos (369-362, de los 56 a los 63 años): 
Revisión crítica de la teoría de la Ideas, aunque ello no signifique que sean abandonada. Segundo (369) y tercer (361) viaje a Italia a la corte de Dionisio II.

- Parménides (Crítica de la teoría de las ideas)
- Teeteto (Sobre el conocimiento)
- Sofista (Lenguaje, retórica y conocimientos)
- Político (Sobre política y filosofía)
5. Diálogos de vejez (361-347, de los 64 a los 78 años): 
Creciente pesimismo de Platón, si nos atenemos al contenido de sus obras últimas, que ya en la fase crítica parecían inclinarse hacia el predominio de los elementos místico-religiosos y pitagorizantes de su pensamiento.

- Filebo (El placer y el bien)
- Timeo (Cosmología)
- Critias (Descripción de la antigua Atenas)
- Las Leyes ( revisión pesimista de la República)

Los primeros filósofos fueron al mismo tiempo los primeros científicos. Su preocupación fundamental era explicar la naturaleza desde la naturaleza, sin recurrir a elementos fantásticos. Para ello buscaron el elemento fundamental, unos propusieron que era el agua (Tales), lo indeterminado (Anaximandro), el aire (Anaxímenes) o el fuego (Heráclito)
Los Presocráticos pronto comprendieron que los datos de los sentidos no eran suficientes para explicar los cambios naturales.

Parménides influye en toda la filosofía griega. Afirma que el movimiento es imposible, pues el cambio es el paso del ser al no ser o la inversa, del no ser al ser. Esto es inaceptable, ya que el no ser no existe y nada puede surgir de él. El cambio, el tiempo, la pluralidad y el vacío son considerados ilusorios. Así se introduce la distinción entre verdad y apariencia, verdad y opinión, y se otorga primacía a la razón sobre los sentidos. Afirma que este mundo no es, los sentidos nos engañan: nos muestran un mundo en cambio constante. A partir de este momento es necesario explicar cómo siendo el Ser inmutable, la realidad es múltiple y cambiante.
Platón lo resuelve con la dualidad de mundos.

Sócrates y los pitagóricos son las influencias más importantes en Platón.

Sócrates no escribió nada, pues creía que la escritura no era apropiada para transmitir la verdad. Su método de investigación y de enseñanza era el diálogo.

Constaba de dos fases: la ironía y la mayéutica.

En la primera fase el objetivo fundamental es, a través del análisis de definiciones concretas, reconocer nuestra ignorancia. Sólo reconocida nuestra ignorancia estamos en condiciones de buscar la verdad. La segunda fase consistiría propiamente en la búsqueda de la verdad.

En los diálogos socráticos de Platón no se llega nunca a alcanzar esa definición universal, por lo que es posible que la dialéctica socrática hubiera podido ser vista por algunos como algo irritante, desconcertante o incluso humillante para aquellos cuya ignorancia quedaba de manifiesto.

Pitágoras fundó en el sur de Italia un movimiento conocido como pitagorismo. Era una especie de secta que tenía carácter secreto y en la que existía comunidad de bienes. En ella, hombres y mujeres estudiaban e investigaban sobre matemáticas, filosofía, música y astronomía. La filosofía de Pitágoras se conoce sólo a través de la obra de sus discípulos y pretende conciliar la antigua visión mítica del mundo con la explicación científica.

La filosofía de Pitágoras se desarrolla en una doble vertiente: una místico-religiosa y otra matemático-científica. a) Por lo que respecta a la primera, el eje central está representado por la teoría de la trasmigración de las almas y 

El Universo está vivo y su alma es divina. Las almas individuales son fragmentos del alma divina, que han caído a la Tierra y están encerrados en cuerpos. Las almas se ven obligadas a permanecer en cuerpos reencarnándose sucesivamente. Todos los seres vivos están emparentados. La idea de inmortalidad del alma es novedosa para los griegos.

Mediante la purificación (catarsis) el alma puede liberarse. Para ello, era necesario observar numerosas reglas de purificación, por ejemplo, la abstinencia de la carne. El camino más seguro y difícil para la liberación es el camino matemático, los secretos del Universo son numéricos.




miércoles, 1 de febrero de 2017

TEXTO SANTO TOMAS






2.2. STO. TOMÁS DE AQUINO, Suma de Teología, I, q. 2, artículo 3 (trad. J. Martorell Capó, Madrid, B.A.C., 1994, pp. 110-113). 

ARTICULO 3 ¿Existe o no existe Dios? 
Objeciones por las que parece que Dios no existe:
1. Si uno de los contrarios es infinito, el otro queda totalmente anulado. Esto es lo que sucede con el nombre Dios al darle el significado de bien absoluto. Pues si existiese Dios, no existiría ningún mal. Pero el mal se da en el mundo. Por lo tanto, Dios no existe.
2. Más aún. Lo que encuentra su razón de ser en pocos principios, no se busca en muchos. Parece que todo lo que existe en el mundo, y supuesto que Dios no existe, encuentra su razón de ser en otros principios; pues lo que es natural encuentra su principio en la naturaleza; lo que es intencionado lo encuentra en la razón y voluntad humanas. Así, pues, no hay necesidad alguna de acudir a la existencia de Dios. 
En cambio está lo que se dice en Éxodo 3,14 de la persona de Dios. Yo existo.

Solución. Hay que decir: La existencia de Dios puede ser probada de cinco maneras distintas. 1) La primera y más clara es la que se deduce del movimiento. Pues es cierto, y lo perciben los sentidos, que en este mundo hay movimiento. Y todo lo que se mueve es movido por otro. De hecho nada se mueve a no ser que, en cuanto potencia, esté orientado a aquello por lo que se mueve. Por su parte, quien mueve está en acto. Pues mover no es más que pasar de la potencia al acto. La potencia no puede pasar a acto más que por quien está en acto. Ejemplo: El fuego, en acto caliente, hace que la madera, en potencia caliente, pase a caliente en acto. De este modo la mueve y cambia. Pero no es posible que una cosa sea lo mismo simultáneamente en potencia y en acto; sólo lo puede ser respecto a algo distinto. Ejemplo: Lo que es caliente en acto, no puede ser al mismo tiempo caliente en potencia, pero sí puede ser en potencia frío. Igualmente, es imposible que algo mueva y sea movido al mismo tiempo, o que se mueva a sí mismo. Todo lo que se mueve, necesita ser movido por otro. Pero si lo que es movido por otro se mueve, necesita ser movido por otro, y éste por otro. Este proceder no se puede llevar indefinidamente, porque no se llegaría al primero que mueve, y así no habría motor alguno pues los motores intermedios no mueven más que por ser movidos por el primer motor. Ejemplo: un bastón no mueve nada si no es movido por la mano. Por lo tanto, es necesario llegar a aquel primer motor al que nadie mueve. En éste, todos reconocen a Dios. 
2) La segunda es la que se deduce de la causa eficiente. Pues nos encontramos que en el mundo sensible hay un orden de causas eficientes. Sin embargo, no encontramos, ni es posible, que algo sea causa eficiente de sí mismo, pues sería anterior a sí mismo, cosa imposible. En las causas eficientes no es posible proceder indefinidamente porque en todas las causas eficientes hay orden: la primera es causa de la intermedia; y ésta, sea una o múltiple, lo es de la última. Puesto que, si se quita la causa, desaparece el efecto, si en el orden de las causas eficientes no existiera la primera, no se daría tampoco ni la última ni la intermedia. Si en las causas eficientes llevásemos hasta el infinito este proceder, no existiría la primera causa eficiente; en consecuencia no habría efecto último ni causa intermedia; y esto es algo absolutamente falso. Por lo tanto, es necesario admitir una causa eficiente primera. Todos la llaman Dios. 
3) La tercera es la que se deduce a partir de lo posible y de lo necesario. Y dice: Encontramos que las cosas pueden existir o no existir, que pueden ser producidas o destruidas, y consecuentemente es posible que existan o que no existan. Es imposible que las cosas sometidas a tal posibilidad existan siempre, pues lo que lleva en sí mismo la posibilidad de no existir, en un tiempo no existió. Si, pues, todas las cosas llevan en sí mismas la posibilidad de no existir, hubo un tiempo en que nada existió. Pero si esto es verdad, tampoco ahora existiría nada, puesto que lo que no existe no empieza a existir más que por algo que ya existe. Si, pues, nada existía, es imposible que algo empezara a existir; en consecuencia, nada existiría; y esto es absolutamente falso. Luego no todos los seres son sólo posibilidad; sino que es preciso algún ser necesario. Todo ser necesario encuentra su necesidad en otro, o no la tiene. Por otra parte, no es posible que en los seres necesarios se busque la causa de su necesidad llevando este proceder indefinidamente, como quedó probado al tratar las causas eficientes (núm. 2). Por lo tanto, es preciso admitir algo que sea absolutamente necesario, cuya causa de su necesidad no esté en otro, sino que él sea causa de la necesidad de los demás. Todos le dicen Dios. 
4) La cuarta se deduce de la jerarquía de valores que encontramos en las cosas. Pues nos encontramos que la bondad, la veracidad, la nobleza y otros valores se dan en las cosas. En unas más y en otras menos. Pero este más y este menos se dice de las cosas en cuanto que se aproximan más o menos a lo máximo. Así, caliente se dice de aquello que se aproxima más al máximo calor. Hay algo, por tanto, que es muy veraz, muy bueno, muy noble; y, en consecuencia, es el máximo ser; pues las cosas que son sumamente verdaderas, son seres máximos, como se dice en II Metaphys. Como quiera que en cualquier género, lo máximo se convierte en causa de lo que pertenece a tal género -así el fuego, que es el máximo calor, es causa de todos los calores, como se explica en el mismo libro-, del mismo modo hay algo que en todos los seres es causa de su existir, de su bondad, de cualquier otra perfección. Le llamamos Dios. 
5) La quinta se deduce a partir del ordenamiento de las cosas. Pues vemos que hay cosas que no tienen conocimiento, como son los cuerpos naturales, y que obran por un fin. Esto se puede comprobar observando cómo siempre o a menudo obran igual para conseguir lo mejor. De donde se deduce que, para alcanzar su objetivo, no obran al azar, sino intencionadamente. Las cosas que no tienen conocimiento no tienden al fin sin ser dirigidas por alguien con conocimiento e inteligencia, como la flecha por el arquero. Por lo tanto, hay alguien inteligente por el que todas las cosas son dirigidas al fin. Le llamamos Dios. 

Respuesta a las objeciones
1. A la primera hay que decir: Escribe Agustín en el Enchiridio: Dios, por ser el bien sumo, de ninguna manera permitiría que hubiera algún tipo de mal en sus obras, a no ser que, por ser omnipotente y bueno, del mal sacara un bien. Esto pertenece a la infinita bondad de Dios, que puede permitir el mal para sacar de él un bien. 
2. A la segunda hay que decir: como la naturaleza obra por un determinado fin a partir de la dirección de alguien superior, es necesario que las obras de la naturaleza también se reduzcan a Dios como a su primera causa. De la misma manera también, lo hecho a propósito es necesario reducirlo a alguna causa superior que no sea la razón y voluntad humanas; puesto que éstas son mudables y perfectibles. Es preciso que todo lo sometido a cambio y posibilidad sea reducido a algún primer principio inmutable y absolutamente necesario, tal como ha sido demostrado (sol.)








miércoles, 25 de enero de 2017

PAU 2017 Historia de la Filosofia



PROGRAMA, MODELO DE EXAMEN Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN
DE HISTORIA DE LA FILOSOFÍA. PRUEBAS DE EVALUACIÓN DE
BACHILLERATO PARA ACCESO A LA UNIVERSIDAD 2016-17.


I. PROGRAMA DE TEXTOS, TEMAS Y NOCIONES

1. TEXTOS

Bloques I y II-III

1. Platón - La República, libro VII, 514a-518b (trad. M. Fernández-Galiano,
Madrid, Alianza, 1998, pp. 368-375).

2. Tomás de Aquino, Suma de Teología, I, q. 2, artículo 3 (trad. J. Martorell Capó, Madrid, BAC., 1994, pp. 110-113).

Bloques I y IV

3. Descartes, Discurso del método, cuarta parte (trad. E. Bello Reguera, Madrid,
Tecnos, 1994, pp. 44-52).

4. A elegir uno entre:
4.1. Hume Investigación sobre el conocimiento humano, sección 2, “Sobre el origen de las ideas” (trad. J. Salas Ortueta, Madrid, Alianza, 1997, pp. 33-36).
4.2. Kant, Crítica de la razón pura, prólogo segunda edición, de B XIV, línea 8, a B XVIII, línea 11 (trad. P. Ribas, Madrid, Alfaguara, 1989, pp. 19-21).

Bloques I y V

5. A elegir uno entre:
5.1. Marx - Manuscritos, economía y filosofía, primer manuscrito, “El trabajo
enajenado” (trad. F. Rubio Llorente, Madrid, Alianza, 1995, pp. 105-110, 116 y
117).
5.2. Nietzsche, El crepúsculo de los ídolos, capítulo “La ‘razón’ en la filosofía”,
apartados 1, 4 y 6 (trad. A. Sánchez Pascual, Madrid, Alianza, 1998, pp. 51, 53-
54 y 55-56).


2. TEMAS

Bloque II-III

Tema 1. Platón
- Teoría de las ideas.

Tema 2. Tomás de Aquino
- Las vías y su estructura lógica.

Bloque IV

Tema 3. Descartes
- El cogito y el criterio de verdad.

Tema 4. A elegir uno entre:
4.1. Hume
- La crítica de los conceptos metafísicos.
4.2. Kant
- Teoría del conocimiento.

Bloque V

Tema 5. A elegir uno entre:
5.1. Marx
- Comunismo y emancipación.
5.2. Nietzsche
- El vitalismo de Nietzsche.


3. NOCIONES

Bloque II-III

1. Platón
- Los prisioneros y las sombras.
- El ascenso al mundo de arriba y el sol.
- El retorno a la caverna y las tinieblas.

2. Tomás de Aquino
- Movimiento y primer motor.
- Causa eficiente primera y ser necesario.
- Ser perfectísimo e inteligencia ordenadora.
- Existencia de Dios y existencia del mal.

Bloque IV

3. Descartes
- Duda y certeza.
- Alma y cuerpo (res cogitans y res extensa).
- Pensamiento e ideas.

4. A elegir las nociones correspondientes de un autor, entre:
4.1. Hume
- Impresiones e ideas.
- Límite del pensamiento y principio de copia.
4.2. Kant
- Metafísica y ciencia.
- Experiencia y conocimiento a priori.

Bloque V

5. A elegir las nociones correspondientes de un autor, entre:
5.1. Marx
- Trabajo y extrañamiento.
- Objeto del trabajo y actividad productiva.
5.2. Nietzsche
- Los sentidos y el cuerpo.
- Los “conceptos supremos” y el concepto “Dios”.
- El arte trágico y lo dionisiaco.



II. MODELO DE EXAMEN Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN

1. MODELO DE EXAMEN

La evaluación del alumno se llevará a cabo mediante las siguientes cuestiones que obedecen a operaciones diferentes:

1. Resumen de un fragmento de uno de los textos del programa, indicando el tema o problema principal y el orden lógico en que aparecen las ideas (2 puntos).

2. Desarrollo de una pregunta abierta temática relacionada con el fragmento (3
puntos).

3. Explicación de un par de nociones del listado (2 puntos).

4. Contextualización del pensamiento del autor en el conjunto de su obra, la historia de la filosofía y/o en la época (2,5 puntos).

5. Dos preguntas semiabiertas (0,25 puntos cada una).

NOTA

Habrá dos opciones de examen, A y B, que se ajustarán a las siguientes pautas:

1. En la A, la cuestión de resumen versará sobre un texto de los bloques II-III, en la B, sobre un texto de los bloques IV y V.
2. En la A, la cuestión de síntesis temática versará sobre un tema de los bloques II-III, en la B, sobre un tema de los bloques IV y V. En ambos casos, esa cuestión
coincidirá con el autor del fragmento elegido para la operación de resumen.
3. La pregunta de nociones se seleccionará, de las vigentes, en la opción A, en los bloques IV y V; en la B, en los bloques II-III.
4. La pregunta de contexto se seleccionará, en la opción A, de los bloques IV y V; en la B, de los bloques II-III.
5. Las preguntas semiabiertas pueden versar sobre cualquiera de los bloques.


2. CRITERIOS GENERALES DE EVALUACIÓN

2.1. Resumen del fragmento

De forma concisa, sin superar un máximo de 15 líneas, el alumno efectuará las
siguientes operaciones, aunque no es preciso seguir necesariamente el orden propuesto: en primer lugar, señalará el tema o problema principal específicamente planteado en el fragmento, recogiendo a continuación las ideas o tesis básicas que contiene y, por último, aunque no es obligatorio que sea de forma separada, la relación entre las mismas.

El tema o problema principal específicamente planteado puede a su vez remitirse
al más amplio en que sea posible encuadrarlo. En las ideas o tesis básicas, conviene especificar si lo son del autor u objeciones a ideas o tesis de otros autores. En el caso de un texto narrativo es preciso recoger los sucesos narrados y los símbolos o metáforas presentes.

Puntuación: hasta 0.5 puntos por la indicación del tema o problema; hasta 1.5 puntos por la exposición de las ideas o tesis básicas (sucesos narrados, símbolos o metáforas en su caso) y su relación.

2.2. Desarrollo de un tema

El alumno expondrá un tema que guarda relación, directa o indirecta, con la obra del autor seleccionada en el presente programa de textos; por tanto, habrá de tener en cuenta lo que dicha obra dice o sugiere, pero no tendrá que limitarse a la misma. Tomará en consideración el pensamiento del autor, incluso el de otros autores, en la medida en que, por afinidad o por contraste, contribuya a una comprensión más clara del tema que desarrolla.

2.3. Explicación de dos nociones

El alumno explicará el significado de estas nociones (sean conceptos, símbolos o
ideas) teniendo como referencia su uso en la obra del autor en que se insertan. No se trata simplemente de definirlas; en la mayor parte de los casos, es posible asociarlas o contraponerlas entre sí para aclarar mejor su significado. Con el mismo fin, puede ser conveniente comparar éstas con otras nociones del autor o de otros autores.

2.4. Contextualización del pensamiento del autor en algunos de los siguientes
marcos: el conjunto de su obra, la historia de la filosofía y/o la época
En esta operación se trata de remitir el pensamiento del autor al conjunto de su obra (temas más característicos, evolución, etc.), la historia de la filosofía (escuela o movimiento en que cabe encuadrarlo, relación con otros autores, influencias, etc.) y/o a la época en que le tocó vivir (sociedad, cultura, ciencia, etc.).

Es importante que los datos e informaciones que el alumno maneja sean pertinentes para entender mejor el pensamiento del autor.

2.5. Preguntas semiabiertas

Se trata de preguntas con respuesta correcta inequívoca y que exigen una
construcción breve por parte del alumno. Se tomará como referencia el catálogo de nociones del presente programa.

3. En la ponderación de la prueba se valorará positivamente:

3.1. La claridad, el rigor y la coherencia expositivas.
3.2. El manejo de conocimientos e informaciones pertinentes.
Se podrá ponderar positivamente hasta 0,5 puntos por cada uno de esos dos criterios.

4. Las faltas graves y no ocasionales de ortografía disminuirán la calificación global, de modo que cada falta grave lo hará en 0,25 puntos, hasta un máximo de 1 punto.

5. Recomendación sobre el número de líneas para cada cuestión del examen (sobre un cálculo aproximado de 120-130 líneas por ejercicio, 4 páginas): 
1. Resumen) 10-15 líneas; 
2. Tema) 30-40 líneas; 
3. Nociones) 15-20 líneas; 
4. Contexto) 30-40 líneas;


EJEMPLO DE EXAMEN

Elija una de las dos opciones siguientes:

OPCIÓN A. Cuestiones:

1. Resumen del siguiente fragmento (2 puntos)

“-Pues bien -dije-, esta imagen hay que aplicarla toda ella, ¡oh amigo Glaucón! a lo que se ha dicho antes; hay que comparar la región revelada por medio de la vista con la vivienda-prisión, y la luz del fuego que hay en ella, con el poder del sol. En cuanto a la subida al mundo de arriba y a la contemplación de las cosas de este, si las comparas con la ascensión del alma hasta la región inteligible no errarás con respecto a mi vislumbre, que es lo que tú deseas conocer, y que sólo la divinidad sabe si por acaso está en lo cierto. En fin, he aquí lo que a mí me parece: en el mundo inteligible lo último que se percibe, y con trabajo, es la idea del bien, pero, una vez percibida, hay que colegir que ella es la causa de todo lo recto y lo bello que hay en todas las cosas; que, mientras en el mundo visible ha engendrado la luz y al soberano de ésta, en la inteligible es ella la soberana y productora de verdad y conocimiento, y que tiene por fuerza que verla quien quiera proceder sabiamente en su vida privada o pública.
-También yo estoy de acuerdo -dijo-, en el grado en que puedo estarlo.
-Pues bien -dije-, dame también la razón en esto otro: no te extrañes de que los que han llegado a ese punto no quieran ocuparse en asuntos humanos; antes bien, sus almas tienden siempre a permanecer en las alturas, y es natural, creo yo, que así ocurra, al menos si también esto concuerda con la imagen de que se ha hablado.
-Es natural, desde luego –dijo” (PLATÓN, La República).

2. Desarrolle el siguiente tema: La teoría de las ideas en Platón (3 puntos)

3. Explicación de dos nociones: Duda y certeza en Descartes (2 puntos)

4. Contextualización. A elegir una entre las dos siguientes:
4.1. Contextualización del pensamiento de Marx en algunos de sus marcos de referencia: el conjunto de su obra, la historia de la filosofía y/o la época (2,5 puntos)
4.2. Contextualización del pensamiento de Nietzsche en algunos de sus marcos de referencia: el conjunto de su obra, la historia de la filosofía y/o la época (2,5 puntos)

5. Preguntas semiabiertas:
5.1. Descartes, sustancia cuyo atributo es la extensión (0,25 puntos)
5.2. A elegir una entre las dos siguientes:
5.2.1. ¿Cómo se denomina el principio empirista que manifiesta que toda idea es copia de una impresión? (0,25 puntos)
5.2.2. Para Kant, el conocimiento de las cosas antes de que se nos muestren en la experiencia (0,25 puntos)


OPCIÓN B. Cuestiones:

1. Resumen del fragmento (2 puntos): A elegir uno entre los dos siguientes:

1.1.“¿En qué consiste, entonces, la enajenación del trabajo?  Primeramente en que el trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; en que en su trabajo, el trabajador no se afirma, sino que se niega; no se siente feliz, sino desgraciado; no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu. Por eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo fuera de sí. Está en lo suyo cuando no trabaja y cuando trabaja no está en lo suyo. Su trabajo no es, así, voluntario, sino forzado, trabajo forzado. Por eso no es la satisfacción de una necesidad, sino solamente un medio para satisfacer las necesidades fuera del trabajo. Su carácter extraño se evidencia claramente en el hecho de que tan pronto como no existe una coacción física o de cualquier otro tipo se huye del trabajo como de la peste. El trabajo externo, el trabajo en que el hombre se enajena, es un trabajo de autosacrificio, de ascetismo. En último término, para el trabajador se muestra la exterioridad del trabajo en que éste no es suyo, sino de otro, que no le pertenece; en que cuando está en él no se pertenece a sí mismo, sino a otro. Así como en la religión la actividad propia de la fantasía humana, de la mente y del corazón humanos, actúa sobre el individuo independientemente de él, es decir, como una actividad extraña, divina o diabólica, así también la actividad del trabajador no es su propia actividad. Pertenece a otro, es la pérdida de sí mismo.
De esto resulta que el hombre (el trabajador) sólo se siente libre en sus funciones animales, en el comer, beber, engendrar, y todo lo más en aquello que toca a la habitación y al atavío, y en cambio en sus funciones humanas se siente como animal. Lo animal se convierte en lo humano y lo humano en lo animal” (MARX, Manuscritos: economía y filosofía).

1.2. “Tercera tesis. Inventar fábulas acerca de "otro" mundo distinto de éste no tiene sentido, presuponiendo que no domine en nosotros un instinto de calumnia, de empequeñecimiento, de recelo frente a la vida: en este último caso tomamos venganza de la vida con la fantasmagoría de "otra" vida distinta de esta, "mejor" que ésta.
Cuarta tesis. Dividir el mundo en un mundo "verdadero" y en un mundo aparente", ya sea al modo del cristianismo, ya sea al modo de Kant (en última instancia, un cristiano alevoso), es únicamente una sugestión de la decadence, -un síntoma de la vida descendente... El hecho de que el artista estime más a la apariencia que la realidad no constituye una objeción contra esta tesis. Pues a la "apariencia" significa aquí la realidad una vez más, sólo que seleccionada, reforzada, corregida... El artista trágico no es un pesimista, -dice precisamente sí incluso a todo lo problemático y terrible, es dionisíaco...” (NIETZSCHE, El crepúsculo de los ídolos).

2. Desarrolle el tema: a elegir uno entre los dos siguientes:
2.1. Comunismo y emancipación en K. Marx (3 puntos).
2.2. El vitalismo de Nietzsche (3 puntos).

3. Explicación de dos nociones: Los prisioneros y las sombras en el mito de la caverna de Platón (2 puntos).

4. Contextualización del pensamiento de Tomás de Aquino en algunos de sus marcos de referencia: el conjunto de su obra, la historia de la filosofía y/o la época (2,5 puntos).

5. Preguntas semiabiertas:
5.1. ¿Cuál es el nombre más conocido con que se denomina a la corriente filosófica a que pertenece Descartes? (0,25 puntos).
5.2. A elegir una entre las dos siguientes:
5.2.1. Para Hume, además de la semejanza y la contigüidad las ideas se asocian de acuerdo a otro importante principio: (0,25 puntos).
5.2.2. Para Kant, además del espacio hay otra importante condición a priori de la
sensibilidad: (0,25 puntos).




sábado, 21 de enero de 2017

423 ANTROPOLOGIA DE LA EDAD MODERNA



4.2.3. Describe las respuestas de la Filosofía Humanista sobre la naturaleza humana y el monismo panteísta de Spinoza, identificando los problemas de la Filosofía Moderna y relacionándolas con las soluciones aportadas por Descartes.





En la edad media el ser humano era considerado fundamentalmente desde una perspectiva teológica, los humanistas valorarán el hombre desde una perspectiva mundana, será visto como un ser natural.

Descartes adapta la idea tradicional de alma a los nuevos tiempos. Identifica al yo con la actividad racional. Mantiene el dualismo, pero descartando la metafísica antigua. Somos dos sustancias, una pensante y otra extensa. Esto permite el estudio cuantitativo y materialista del cuerpo humano y de los animales, no es necesario recurrir al alma.

Platón había atribuido al alma las funciones vitales y cognoscitivas, mientras que la interpretación hilemórfica de santo Tomás le llevará a atribuir esas funciones al ser humano, que es una unidad, compuesta de materia y forma. Para explicar la inmortalidad del alma, santo Tomás afirmará que en ella existe ciertas facultades que no dependen  del cuerpo.



Spinoza defendió la capacidad de la razón tanto para comprender la totalidad de lo real, como para alcanzar la felicidad. Sólo puede haber una sustancia, Dios no es causa de la Naturaleza, sino que Dios y la Naturaleza son la misma cosa, y abarcan la totalidad de lo real, (tanto como causa, o conjunto de leyes generales, que como efecto, o conjunto de realidades particulares).

De esa manera, todo ser, al estar en Dios, estaría constituido por modos de todos los atributos que constituyen a Dios, y en particular por extensión y pensamiento. Un ser humano consta de un modo del atributo de la extensión, que sería su cuerpo, y de un modo del atributo del pensamiento, que sería su mente.

También es determinista, lo que supone que no cree en el libre albedrío y asegura que el hombre está determinado por leyes universales que le condicionan.

Nos concebimos como seres libres en cuanto dotados de libre albedrío, es decir, de voluntad separada del entendimiento, pero ello sucede porque no somos conscientes de las causas que nos impulsan a obrar. Nuestro libre albedrío, no es más que una apariencia que es causada por la finitud de nuestro entendimiento. La verdadera libertad es la plena conciencia de las causas que nos determinan. El conocimiento racional nos puede liberar de las pasiones y llevarnos a la felicidad.